Actualidad

Aumenta el número de delfines del Irrawaddy en el río Mekong

El número de delfines del Irrawaddy en una parte del río Mekong ha aumentado por primera vez en 20 años.

Sin embargo, los delfines siguen enfrentándose a graves amenazas para su supervivencia. Se consideran mamíferos marinos en peligro crítico de extinción en su nativa región del sudeste asiático.

El gobierno camboyano y un importante grupo de vida silvestre informaron del aumento de la población a principios de esta semana.

La Administración de Pesquerías de Camboya y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) publicaron los resultados de un conteo de 2017 de delfines de agua dulce a lo largo de una parte de 190 kilómetros del Mekong. El área de estudio se extiende desde Kratie en Camboya hasta las cataratas de Khone en Laos. Los observadores informaron haber encontrado unos 90 delfines. Esto supone un aumento del 15 por ciento respecto a la estimación de 80 realizada en 2015.

Los delfines se encuentran sólo en otros dos ríos de agua dulce: el río Irrawaddy en Myanmar y el río Mahakam en la parte indonesia de la isla de Borneo.

El ingeniero Cheasan es el director general de la Administración de Pesca de Camboya. Describió a los delfines como un “tesoro nacional viviente”. Añadió que los esfuerzos para salvar a los animales raros continuarán.

“Continuaremos nuestros esfuerzos de conservación para reconstruir su población eliminando todas las amenazas a la supervivencia de la especie”, dijo.

Aunque el aumento durante el último conteo es una buena noticia, el número reportado en el Mekong es sólo la mitad de los 200 encontrados durante el primer conteo de la población en 1997. Los estudios se realizan cada dos o tres años.

Seng Teak es el director de WWF para Camboya. Dijo a los periodistas en Phnom Penh que los delfines todavía se enfrentan a las amenazas de los métodos de pesca ilegal, el aumento del tráfico de embarcaciones y los nuevos proyectos de presas.

Dijo que la mayor amenaza para los mamíferos marinos es quedar atrapados en las redes de enmalle, grandes trampas que se mantienen en su lugar mediante el uso de flotadores y pesos.

Seng Teak dijo que varios miles de metros de redes de pesca ilegal han sido confiscados y muchos pescadores arrestados.

El estudio más reciente mostró signos esperanzadores para la supervivencia a largo plazo de los delfines. Se han reportado más delfines bebés, llamados crías, y las muertes han disminuido. El estudio encontró que 32 delfines han nacido en el área durante los últimos tres años.

Seng Teak dijo que los esfuerzos del WWF, el gobierno, las industrias turísticas y las comunidades locales han marcado la diferencia.

“Después de años de trabajo duro, finalmente tenemos razones para creer que estos icónicos delfines pueden ser protegidos contra la extinción”, dijo.

El WWF dice que el delfín es un importante signo de la salud del ambiente del río Mekong. La observación de los delfines y el ecoturismo es un negocio importante para las comunidades del río. Algunas personas que viven en Camboya y Laos consideran a los animales sagrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *