Saltar al contenido

¿Cómo Calibrar la pantalla del ordenador?

febrero 4, 2022
¿Cómo Calibrar la pantalla del ordenador?

Cómo calibrar el monitor sin hardware

Con el paso del tiempo, la calidad de la imagen en el monitor de tu ordenador puede empezar a parecer un poco deslucida o incluso demasiado brillante. Antes de pensar en actualizar todo el sistema o adquirir un nuevo monitor, puede haber una solución mucho más sencilla, rápida y económica: calibrar el monitor.

Puedes llevar tu monitor a un profesional para que lo haga, pero hacerlo tú mismo es relativamente rápido y sin complicaciones y mejorará mucho la calidad de la imagen. Los fabricantes siguen sacando pantallas con nuevas tecnologías como la resolución 4K UHD, el alto rango dinámico (HDR) y los monitores curvos, que proporcionan un auténtico festín para los ojos, pero solo si están bien calibrados.

Paso 3: Asegúrate de calibrar en una habitación con una iluminación ambiental moderada. No es necesario que la habitación sea totalmente negra, pero tampoco es conveniente que haya reflejos y colores nítidos a causa de la luz directa.

Calibra con las herramientas integradas de Windows y MacTanto MacOS como Windows tienen herramientas de calibración integradas que te guían paso a paso por el proceso, lo que resulta especialmente útil si no tienes experiencia en la calibración de monitores. Estas herramientas gratuitas deberían ser la primera parada si eres un simple adicto a la imagen o trabajas con un presupuesto ajustado. Eso sí, ten en cuenta que los ajustes estarán limitados por el tipo y modelo de pantalla.

Windows 10 calibrar monitor

La calibración del monitor o de la pantalla es el proceso de alinear los colores de la pantalla con los estándares establecidos por el modelo de color RGB (rojo, verde, azul). Este modelo se remonta al siglo XIX, pero también es el estándar para la mayoría de los televisores y ordenadores. Como casi todas las pantallas funcionan con el modelo RGB, si corriges el color en una pantalla bien calibrada, estarás dando a tu trabajo la mejor oportunidad de aparecer como quieres en las pantallas de los demás.

Ni el software de calibración en línea ni las herramientas de calibración que vienen con tu sistema operativo Windows o Mac te ayudarán a obtener un color preciso. Estos programas se basan en tu ojo, y los ojos son subjetivos.

Para obtener un color objetivamente preciso, tienes que utilizar un colorímetro. Un colorímetro es un pequeño dispositivo de calibración que se fija a la pantalla y funciona con un software de calibración para optimizar el color de la pantalla en función de las condiciones de iluminación de la habitación. Dispositivos como el Datacolor Spyder y el X-Rite ColorMunki miden la luz ambiental donde quiera que estés y te recomiendan los ajustes óptimos de calibración.

Herramienta de calibración de monitores gratuita

¿Decepcionado por la calidad de imagen de su monitor? Tal vez pueda mejorarla mediante la calibración del monitor. Si aprendes a calibrar tu monitor aprovecharás al máximo su potencial, y aunque puedes adquirir costosas herramientas para esta tarea, a menudo puedes conseguir una mejora notable sin ellas.

Las utilidades de calibración de Windows 10 y macOS son solo un comienzo. Te ayudarán a solucionar problemas serios con tu calibración, como un ajuste de contraste incorrecto o un valor gamma de pantalla tremendamente terrible. Sin embargo, se centran más en proporcionar una imagen utilizable que una agradable. Puedes hacer más.

Antes de empezar, vamos a romper un mito popular sobre la calibración: no existe un monitor perfecto ni una calibración perfecta. La calidad de la imagen es subjetiva y, para la mayoría de la gente, el objetivo de la calibración debería ser mejorar la calidad percibida en el monitor que se posee.

Dicho esto, existen varios estándares. Cada uno de ellos proporciona un conjunto de valores a los que todo el mundo puede aspirar. Existen docenas, quizás cientos de estándares, pero sRGB es el estándar más común en los ordenadores. Otros estándares comunes son:

Herramienta de calibración de monitores

Hay muchas maneras de calibrar un monitor. El método más común y preciso emplea una herramienta de calibración: un colorímetro triestímulo calibrado. Te ayuda a utilizar la configuración del monitor (calibración del hardware) y genera un perfil de calibración basado en software (perfil ICC) para ajustar la salida del monitor para que coincida con una referencia absoluta. No es muy accesible para la mayoría de la gente, ya que requiere una inversión, que a menudo cuesta cientos de dólares en equipos y software, o requiere la contratación de un calibrador profesional, que puede costar una cantidad significativa.

Afortunadamente, gran parte del proceso de calibración puede realizarse con una precisión razonable utilizando patrones de prueba básicos. Aunque no sea apto para un trabajo crítico en un entorno profesional, puede mejorar sustancialmente la calidad de la imagen y proporcionar una imagen mucho más equilibrada. Esta es nuestra guía sobre cómo calibrar tu monitor para asegurarte de que los colores se representan con precisión.

El ajuste de calibración más sencillo es el que probablemente la mayoría de la gente ya ha utilizado. La configuración de «Luz de fondo» cambia la cantidad de luz que emite el monitor, haciéndolo más brillante. Cambiar el nivel de retroiluminación de tu monitor no altera la precisión de tu pantalla de forma significativa, así que siéntete libre de ajustarlo a lo que te parezca bien. A veces se le llama «brillo», lo que puede resultar confuso. Por lo general, si hay un único ajuste llamado brillo, se refiere a la luz de fondo. Si hay tanto un ajuste de luz de fondo como de brillo, la luz de fondo es la que deberías cambiar (ya que el ajuste de brillo altera la calibración gamma, que veremos más adelante).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad