Saltar al contenido

¿Cuáles son los mejores monitores de estudio?

junio 22, 2022

Los mejores monitores de estudio de menos de 200 dólares

Para cualquier persona que se tome remotamente en serio la producción musical, un par decente de monitores de estudio es imprescindible. Los monitores de estudio son altavoces especializados, diseñados explícitamente para la producción. Deben tener una respuesta de frecuencia plana, pero lo más importante es que los buenos monitores no deben adulterar la música; al contrario, deben exponer hasta el último detalle y permitirte concentrarte y analizar cada elemento de la música.

Hoy en día, la gran mayoría de los monitores de estudio (y todos los modelos de nuestra lista menos uno) son diseños activos, con amplificadores integrados en los propios altavoces. Lo único que hace falta es conectarlos a una salida de línea del mezclador o de la interfaz de audio. Todos nuestros modelos son monitores de «campo cercano» adecuados para su uso en salas pequeñas, donde la posición de escucha puede estar a un metro de los altavoces.

Lo primero que hay que saber al buscar monitores de estudio es que hay mucha jerga. El término «monitor de estudio» no es más que un nombre elegante para los altavoces de calidad de referencia diseñados para su uso en el estudio. También es habitual escuchar el término «nearfield» para referirse a los monitores que se sitúan cerca de la posición de mezcla.

Los mejores monitores de estudio pequeños

Los monitores de estudio son el último paso de la cadena de señal. A diferencia de los sistemas de altavoces de alta fidelidad o de los típicos altavoces de audio domésticos, los monitores de estudio están pensados para ofrecerte una imagen clara, precisa y sin colorear del sonido que estás grabando, editando o mezclando, sin añadir distorsión ni «exagerar» o enfatizar ninguna parte del espectro de frecuencias. Un buen par de monitores de estudio te ayudará a situar los sonidos dentro del campo estéreo y te revelará lo que falta en tus mezclas.

Unos buenos monitores no tienen por qué costar un ojo de la cara. Hemos organizado esta guía por rangos de precios, con nuestras principales selecciones de los mejores monitores de estudio por debajo de 300 dólares, 500 dólares y 1000 dólares por par, así como lo «mejor de lo mejor». La mayoría de los modelos tienen un precio por altavoz, así que cuando compre monitores de estudio, tenga en cuenta que necesitará comprar dos para monitorizar en estéreo.

Para equipar su estudio con un par decente de monitores de estudio autoamplificados, debe esperar gastar unos 300 dólares como mínimo. Por este precio, es probable que encuentres monitores de tamaño reducido con woofers de 3 a 5 pulgadas de marcas básicas para el estudio doméstico, como PreSonus y Mackie. Por debajo de 300 dólares, también encontrará monitores «multimedia» de pequeño tamaño que suelen venderse por pares y que a veces vienen con un receptor Bluetooth integrado.

Los mejores monitores de estudio de menos de 500 dólares

Esta calidad se extiende también a otros equipos. Sus auriculares son igualmente impresionantes y figuran en nuestra guía de los mejores auriculares para la grabación de voz. Un testimonio de su habilidad y conocimiento en el espacio de audio.

El Yamaha HS7 es un monitor de estudio de alta calidad que ofrece una calidad de audio excepcional gracias a su diseño biamplificado. Tiene una respuesta precisa en todas las frecuencias y ofrece un sonido equilibrado. Ninguna frecuencia se lleva el protagonismo.

Pioneer domina el mercado de los equipos para DJ profesionales. Aunque no son tan conocidos en el ámbito de los monitores de estudio, siguen ofreciendo grandes opciones para los productores. El DM-50D es un monitor de estudio que ha sido diseñado pensando en los DJs.

El Pioneer DM-50D es un monitor de estudio de nivel básico a un precio asequible. Por desgracia, no es tan plano como otros monitores, por lo que no es el mejor para una escucha analítica precisa. Sin embargo, ofrece opciones de conexión TRS y RCA para una mayor flexibilidad.

Los monitores de estudio de 3,5 pulgadas suelen tener dificultades para competir con los monitores de estudio más grandes. El par de monitores de estudio Eris E3.5 da la vuelta a esta percepción. Se trata de un monitor de estudio potente que ofrece una respuesta muy suave y plana.

Los 8 mejores monitores de estudio

Es un escenario común: Has pasado interminables horas en tu estudio casero, puliendo minuciosamente tu obra maestra sónica hasta la perfección. Pero entonces, cuando reproduces ese producto terminado fuera de tu estación de trabajo -en altavoces de otra habitación, en el equipo de música del coche, en auriculares-, de repente suena muy diferente. Tal vez sea estridente, tal vez tenga un tono fuerte, tal vez apenas puedas distinguir la voz principal. No, no te estás imaginando nada, pero puede que te sorprenda saber que el problema es probablemente el resultado de mezclar en altavoces poco precisos. Por eso deberías mejorar tus monitores de estudio. A diferencia de los altavoces de alta fidelidad, que tienden a «aplanar» el sonido realzando los graves y los agudos para proporcionar una experiencia auditiva agradable, los mejores monitores de estudio están diseñados para reproducir el sonido exactamente como se pretende -con verrugas y todo- para que puedas tomar decisiones informadas sobre tu mezcla sin dejarte influenciar por unos altavoces con un sonido exagerado.

Es el equivalente en audio a ver el mundo a través de una ventana transparente frente a una vidriera: Las vidrieras crean magníficos colores y patrones, pero a veces sólo necesitas ver lo que hay al otro lado, aunque sea feo. Veamos algunas de las mejores opciones para llevar esta claridad a casa.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad