Saltar al contenido

Inteligencia artificial en restaurantes

julio 28, 2022

Revista Qsr

La inteligencia artificial (IA) está en todas partes. La demanda global de tecnologías de IA ha crecido rápidamente en los últimos años, impregna sectores que van desde la fabricación de automóviles hasta el marketing digital, y trae consigo importantes oportunidades de mejora.

La restauración no es una excepción, y para los restaurantes que estén dispuestos a explorar su potencial, la IA puede ofrecer toda una serie de beneficios. En este artículo se describen algunas de esas ventajas, al tiempo que se profundiza en cómo los restauradores pueden aprovechar la inteligencia artificial para mejorar sus operaciones.

Además, esto puede ayudar a garantizar que cada pedido sea preciso, reduciendo el desperdicio y el número de solicitudes de reembolso que se reciben. A largo plazo, este tipo de tecnología de IA puede proporcionar un aumento de la rentabilidad y mejorar la satisfacción general de los clientes.

La IA tiene la capacidad de ayudarle a mejorar el proceso de entrega y hacer llegar los pedidos a los clientes con mayor rapidez. El software de entrega más avanzado puede tener en cuenta el tráfico, la distancia del viaje, el modo de transporte e incluso el comportamiento del conductor para calcular las mejores rutas para las entregas.

Revista fast casual

En los últimos ocho meses se ha producido la mayor revolución tecnológica en el sector de la restauración desde la aparición de los puntos de venta con iPad. Obviamente, todo esto se ha precipitado por la pandemia mundial. Avances que normalmente tardarían cinco años en generalizarse han pasado a primer plano en seis meses. Todo lo que pueda ayudar a los restauradores a agilizar su negocio y mantener la seguridad de la gente se está probando ahora.

Como es lógico, al igual que el resto del mundo empresarial, los restaurantes están recurriendo a la inteligencia artificial y al aprendizaje automático para ayudar a optimizar sus procesos y gestionar sus operaciones. La IA se ha colado en todos los aspectos del restaurante moderno, desde las ventas hasta la entrega, pasando por la gestión de inventarios, entre otros.

Una de las consecuencias de la actual pandemia para casi todos los restaurantes es la fuerte, o incluso completa, dependencia de las entregas. Las restricciones siempre cambiantes, junto con la disminución de la confianza de los clientes, han hecho que la entrega sea ahora el principal generador de ingresos para muchos negocios.

La inteligencia artificial en la vida cotidiana

Los operadores de servicios alimentarios están utilizando la Inteligencia Artificial (IA) en los restaurantes. Sus beneficios incluyen el recorte de costes mediante el uso de quioscos de autoservicio y bots de chats para que los empleados no tengan que tomar tantos pedidos y reservas, la reducción de los errores humanos y la concesión a los clientes de un mayor control para personalizar sus pedidos y mejorar la experiencia del cliente.

En marzo de 2019 McDonald’s adquirió la empresa de personalización Dynamic Yield para ofrecer recomendaciones personalizadas a los clientes en las ventanillas de autoservicio. Los menús que se muestran cambian en función de la hora del día, el tiempo, el tráfico actual del restaurante y las tendencias del menú. Tras probar la tecnología en restaurantes de Estados Unidos el año pasado, McDonald’s incorporará la tecnología en todas sus plataformas digitales, incluidos los quioscos de autopedido de las tiendas y su aplicación móvil, así como en otros restaurantes de autoservicio de Estados Unidos.

Steve Easterbrook, director general y presidente de McDonald’s Corporation, ha comentado la adquisición de Dynamic Yield: «La tecnología es un elemento fundamental de nuestro Plan de Crecimiento Velocity, que mejora la experiencia de nuestros clientes al ofrecerles una mayor comodidad en sus condiciones. Con esta adquisición, estamos ampliando tanto nuestra capacidad de aumentar el papel que la tecnología y los datos desempeñarán en nuestro futuro como la velocidad con la que podremos implementar nuestra visión de crear una experiencia más personalizada para nuestros clientes.»

Qsr robotics

Aunque la digitalización es ya una prioridad en muchos sectores, indispensable para el éxito futuro, en el sector de la restauración se ha considerado durante mucho tiempo una alternativa innecesaria y cara. Al fin y al cabo, los restaurantes se basan en la hospitalidad, la convivencia y el disfrute. Y para eso se necesita el contacto personal, no los ordenadores.

Sólo un ejemplo: En las ciudades, es habitual un índice de inasistencia del 20%; los clientes no se presentan o lo hacen en menor número. Con 60 plazas, una mesa de 4 o 6 personas puede quedarse rápidamente vacía. A 50 euros por comensal, esto supone una pérdida de ventas de 200-300 euros al día, 1000-1500 euros a la semana, 4000-6000 euros al mes, 48000 a 72000 euros al año.

A esto hay que añadir los costes de preparación y de mercancías. Incluso si se calcula con menos ausencias o volumen de negocio: Es mucho dinero. Pero no tiene por qué ser así. Con los sistemas de reserva online, la tasa de no-show puede reducirse prácticamente al 0%, por ejemplo, si se señalan las tasas de no-show en el momento de la reserva y se solicitan los datos de la tarjeta de crédito. El mero hecho de anunciar los gastos de no presentación, combinado con un correo electrónico de recordatorio automático con enlaces para la confirmación, el cambio y la cancelación de la reserva, reduce la tasa de no presentación a un 1-2%, y sin ningún esfuerzo adicional.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad