Saltar al contenido

¿Qué beneficios trae la tecnología LiDAR?

febrero 4, 2022
¿Qué beneficios trae la tecnología LiDAR?

Beneficios de lidar iphone

La tecnología Lidar es sinónimo de nubes de puntos 3D. Para sacar el máximo partido a los datos de las nubes de puntos 3D, es necesario dar un paso atrás y considerar continuamente las últimas tendencias de la tecnología Lidar y cómo están beneficiando a los usuarios finales de los datos. Este artículo explora los últimos avances.

Dentro de la industria espacial hay cuatro plataformas populares para producir nubes de puntos: 1) Lidar aerotransportado, que captura datos desde arriba utilizando aviones y vehículos aéreos no tripulados (UAVs o «drones»), 2) Lidar móvil montado en vehículos en movimiento, incluyendo carreteras, ferrocarriles y barcos, 3) Lidar terrestre capturado desde una plataforma estática, normalmente utilizando un trípode, y 4) Lidar manual de corto alcance utilizando tecnología SLAM.

Cada plataforma desempeña un papel importante en la generación de nubes de puntos capturadas por Lidar y cada una ofrece una perspectiva única del mundo: desde la aérea, que puede capturarse a escala en las ciudades, hasta la manual SLAM, que permite capturar rápidamente detalles en espacios interiores.

En los últimos tiempos, los mayores avances del Lidar aerotransportado se han producido en el procesamiento y la entrega de nubes de puntos en 3D. También se han producido avances en los sensores ligeros para drones, junto con la autonomía de los mismos. Sin embargo, los avances en la automatización del procesamiento y el almacenamiento en la nube han supuesto una importante inversión, lo que ha permitido reducir considerablemente los plazos de entrega.

Lidar vs radar

Los pequeños robots móviles se están convirtiendo rápidamente en elementos importantes de la intralogística, y la tecnología Lidar ha ayudado a que estos robots avancen. El Lidar no es nuevo en la logística: se ha utilizado durante años para evitar colisiones y para la navegación de los vehículos de guiado automático (AGV). Sin embargo, en algunas aplicaciones, un AGV no es una solución viable y requeriría grandes modificaciones en el almacén. Por ejemplo, muchos pasillos de los almacenes tradicionales de distribución al por menor son demasiado estrechos para que un AGV los recorra, ya que los almacenes se diseñaron originalmente para personas y no para máquinas.

¿Significa esto que un almacén tradicional no podrá automatizar la intralogística y la realización de pedidos? En absoluto. Ahí es donde estos robots móviles más pequeños han venido a cubrir la necesidad del mercado combinando un diseño compacto con sensores y controladores sencillos para una navegación autónoma perfecta por todo el almacén.

Por ejemplo, freight, un robot móvil autónomo de Fetch Robotics, sigue a un trabajador humano por todo el almacén, permitiendo que éste cargue los pedidos en el robot, que a su vez transporta los artículos a la siguiente ubicación dentro del almacén para su envío. Las principales ventajas de estos robots son los cambios mínimos en el almacén, los flujos de trabajo personalizables y el aumento de la eficiencia.

Ventajas del lidar en los vehículos autónomos

Con el primer lidar (light detection and ranging) de largo alcance apto para el mercado de masas de la automoción, Bosch desarrolla una tercera tecnología de sensores necesaria para hacer realidad la visión de la conducción automatizada. La medición de la distancia basada en el láser es indispensable para las funciones de conducción en los niveles SAE 3 a 5.

La tecnología lidar (light detection and ranging) es fundamental para la conducción automatizada. Antes de que la conducción automatizada sea una realidad, se necesita un tercer principio de sensor, además del radar, el vídeo y los ultrasonidos, para una detección fiable del entorno. La tecnología de medición de distancias basada en el láser es indispensable para que la conducción automatizada sea robusta, fiable y esté disponible.Sólo el despliegue paralelo de tres principios de sensores garantiza que la conducción automatizada ofrezca la máxima seguridad cuando se ponga en marcha. Así lo confirman los análisis de Bosch: Por ejemplo, si una motocicleta se acerca a alta velocidad a un vehículo automatizado en un cruce, se necesita el lidar, además de la cámara y el radar, para garantizar la detección fiable del vehículo de dos ruedas. En este caso, el radar puede tener dificultades para detectar la estrecha silueta de la moto y los carenados de plástico. Además, una cámara siempre puede verse deslumbrada por la luz intensa que incide sobre ella. Por lo tanto, es necesario contar con un radar, una cámara y un lidar, ya que las tres tecnologías se complementan perfectamente y proporcionan información fiable en cualquier situación de conducción.

Pros y contras del lidar

Es probable que el lidar se añada a la lista de sensores que utilizarán los coches del futuro para ayudar a la navegación y la seguridad, pero lo más probable es que no sea el gran conjunto de espejos giratorios de la parte superior de los vehículos. Se están investigando y desarrollando nuevas tecnologías de radar de estado sólido, aunque todavía no está claro cuál de ellas ganará.

«Los beneficios de la tecnología lidar son bien conocidos desde el Gran Desafío de DARPA en 2005», dijo Jon Lauckner, antiguo director de tecnología de General Motors, en una presentación reciente. «Pero los sensores lidar no se han desplegado realmente en aplicaciones de producción de gran volumen».

Se están desarrollando varios enfoques lidar de estado sólido. Para la mayoría de ellos es importante iluminar la escena objetivo, pero hay diferentes formas de hacerlo: micromecánicas y electrónicas. Y todos los candidatos tienen puntos fuertes diferentes, lo que plantea la cuestión de si el automóvil del futuro tendrá una combinación de tecnologías lidar.

La llegada del lidar a los automóviles sigue la tendencia general de contar con múltiples tecnologías redundantes por motivos de seguridad. Las cámaras y el radar ya están a bordo, pero tienen sus puntos débiles. El radar no da mucha especificidad, y las cámaras lo pasan mal con la poca luz o el deslumbramiento. El Lidar ofrece precisión en muchas situaciones que de otro modo serían difíciles, por lo que complementa a las demás.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad