Saltar al contenido

¿Qué tipo de pantalla táctiles existen?

junio 22, 2022

Significado del toque en la frente

Hoy en día hay una gran variedad de tecnologías táctiles, cada una de las cuales funciona de forma diferente, como el uso de luz infrarroja, presión o incluso ondas de sonido. Sin embargo, hay dos tecnologías de pantalla táctil que superan a todas las demás: la táctil resistiva y la táctil capacitiva.

Las pantallas táctiles resistivas utilizan la presión como entrada. Se componen de varias capas de plástico flexible y vidrio, la primera capa es de plástico resistente a los arañazos y la segunda capa es (normalmente) de vidrio. Ambas están recubiertas de material conductor. Cuando alguien aplica presión al panel, la resistencia se mide entre las dos capas destacando el punto de contacto en la pantalla.

Algunas de las ventajas de los paneles táctiles resistivos son el mínimo coste de producción, la flexibilidad a la hora de tocar (se pueden utilizar guantes y lápices ópticos) y su durabilidad: gran resistencia al agua y al polvo.

A diferencia de las pantallas táctiles resistivas, las capacitivas utilizan las propiedades eléctricas del cuerpo humano como entrada. Cuando se toca con un dedo, se produce una pequeña carga eléctrica en el punto de contacto, lo que permite a la pantalla detectar dónde ha recibido una entrada.    El resultado es una pantalla que puede detectar toques más ligeros y con mayor precisión que una pantalla táctil resistiva.

Proyección capacitiva

Las pantallas táctiles son aplicaciones tecnológicas populares e innovadoras que se encuentran en diversos dispositivos de entretenimiento, comunicaciones y servicio al cliente. Las pantallas táctiles controlan dispositivos y utilizan interfaces sin la ayuda de instrumentos como dispositivos físicos de ratón y teclados. La interacción con la pantalla táctil funciona mediante el señalamiento y el gesto de un dígito táctil o un lápiz óptico. Aunque la tecnología se ha desarrollado mucho en las dos últimas décadas, las pantallas táctiles surgieron en los años 40. Hay tres tipos de pantallas táctiles:

Algunos métodos de interacción con pantallas táctiles requieren el uso de un lápiz óptico, mientras que otros pueden ser manejados por la mano humana. Estos métodos se basan en diferentes controles de rejilla que señalan la ubicación del cursor basándose en el tacto resistivo, los sensores de calor, la perturbación acústica y la conductancia eléctrica. Debido a ciertas preocupaciones ergonómicas relacionadas con la comodidad y las capacidades del usuario, existen principios generales para diseñar e implementar la tecnología de pantalla táctil en aplicaciones específicas no móviles.

Una pantalla táctil resistiva implica una corriente eléctrica que es interrumpida por el tacto de los instrumentos inorgánicos y orgánicos. Alrededor de esta corriente hay varias capas: dos capas metálicas, una conductora y otra resistiva, que están separadas por un espacio muy pequeño por el que fluye la corriente. Las capas metálicas están por encima de un cristal y por debajo de una capa resistente a los arañazos. Cuando un instrumento como un lápiz óptico o un dedo toca la capa superior, la ligera presión hace que las capas metálicas se conecten. Los elementos informáticos del dispositivo de pantalla táctil pueden entonces calcular la ubicación precisa de la interrupción de la corriente, lo que permite el funcionamiento de la interfaz.

Tru vu

Las pantallas táctiles se han convertido en algo muy habitual en nuestro día a día. Son dispositivos que utilizan paneles táctiles para permitir la interacción del usuario sin necesidad de utilizar el teclado o el ratón. Pero, ¿sabe que hay un par de tipos distintos de pantallas táctiles? Los cinco tipos más comunes son: Resistiva, Capacitiva de superficie, Capacitiva proyectada, Onda acústica de superficie e Infrarroja.

La tecnología táctil resistiva es la más utilizada actualmente. Porque es más barata de fabricar y más fácil de utilizar en diferentes entornos. Una pantalla táctil resistiva se compone de dos capas muy finas de material, separadas por un fino espacio. La capa superior suele ser algún tipo de material de policarbonato transparente, mientras que la capa inferior está hecha de material rígido. Los fabricantes de LCD suelen utilizar película de PET y vidrio para estas capas. Las capas superior e inferior están revestidas de material conductor, como el óxido de indio y estaño (ITO), enfrentadas y separadas por un estrecho espacio. Cuando un usuario toca la pantalla, las dos capas metálicas entran en contacto y se produce un cambio de resistencia.

Biblioteca Viewsonic

Las pantallas táctiles son aplicaciones tecnológicas populares e innovadoras que se encuentran en diversos dispositivos de entretenimiento, comunicaciones y servicio al cliente. Las pantallas táctiles controlan dispositivos y utilizan interfaces sin la ayuda de instrumentos como dispositivos físicos de ratón y teclados. La interacción con la pantalla táctil funciona mediante el señalamiento y el gesto de un dígito táctil o un lápiz óptico. Aunque esta tecnología se ha desarrollado mucho en las dos últimas décadas, las pantallas táctiles surgieron en los años 40. Hay tres tipos de pantallas táctiles:

Algunos métodos de interacción con pantallas táctiles requieren el uso de un lápiz óptico, mientras que otros pueden ser manejados por la mano humana. Estos métodos se basan en diferentes controles de rejilla que señalan la ubicación del cursor basándose en el tacto resistivo, los sensores de calor, la perturbación acústica y la conductancia eléctrica. Debido a ciertas preocupaciones ergonómicas relacionadas con la comodidad y las capacidades del usuario, existen principios generales para diseñar e implementar la tecnología de pantalla táctil en aplicaciones específicas no móviles.

Una pantalla táctil resistiva implica una corriente eléctrica que es interrumpida por el tacto de los instrumentos inorgánicos y orgánicos. Alrededor de esta corriente hay varias capas: dos capas metálicas, una conductora y otra resistiva, que están separadas por un espacio muy pequeño por el que fluye la corriente. Las capas metálicas están por encima de un cristal y por debajo de una capa resistente a los arañazos. Cuando un instrumento como un lápiz óptico o un dedo toca la capa superior, la ligera presión hace que las capas metálicas se conecten. Los elementos informáticos del dispositivo de pantalla táctil pueden entonces calcular la ubicación precisa de la interrupción de la corriente, lo que permite el funcionamiento de la interfaz.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad